Sharknado - Anthony C. Ferrante


Título Original: Sharknado.
País: EE.UU.
Año: 2013
Duración: 90 minutos.
Género: Catástrofes, Ciencia-Ficción, Comedia.
Temática: Otros.

Argumento: Un huracán arrastra a unos tiburones asesinos a la ciudad. Entre todo el caos, un padre divorciado tendrá que rescatar a su familia.

Sí, este es el argumento de esta delirante TV-Movie producida por la infame productora “The Asylum”, que se dedica a realizar copias baratas de blockbusters con títulos como “Transmorphers” o “Titanic 2” (?).

Hay muchas películas estrenadas en salas comerciales con tramas parecidas, pero ¿Qué tiene “Sharknado” para que se hable tanto de ella? La respuesta es nada, no tiene actores decentes, solo gente que se dedica a soltar frases absurdas y sin sentido con menos caracteres que un “tweet”, no tiene dirección, solo una persona que manda poner la cámara y ale, a rodar, porque si no, no me explico esos planos dónde el agua no alcanza un metro y sin embargo en los planos acuáticos son en mar abierto, por poner un ejemplo. No tiene efectos especiales, solo planos de tiburones sacado de un videojuego regulero de Play Station 1. Y trama, si, tiene, absurda y rocambolesca a más no poder.

Pero ese “nada” que tiene la película es lo que la hace especial, si, es difícil de digerir lo que estoy diciendo pero, la gente que hizo esta película sabía desde la primera línea de guion que era mala no, malísima, entonces pensaron “¿Por qué no regodearse de ello?” Y así lo hicieron, elevaron todo a la cutrez máxima y la estrenaron siendo todo un éxito, estrenando una 2ª parte y otra 3ª que viene en camino.


Con respecto al apartado actoral, no hay mucho que decir y pienso que con la línea que le he dedicado más arriba sobra, pero por lo menos los nombraré. Tenemos como padre divorciado y héroe de la función (Brutal su frase cuando SPOLIER matan al novio de su exmujer, y sobre todo ese final con la sierra eléctrica) a Ian Ziering, visto en “Sensación de vivir”, Tara Reid, vista en “American Pie” y ese desastre cinematográfico llamado “Alone in the dark” y a John Heard, al que todos recordaremos como el padre de Mackaulay Culkin en “Solo en casa”.

Conclusión, una película mala llena de gazapos y sinsentidos dónde reina el caos pero, que de manera sorprendente funciona como comedia de catástrofes sin complejos y sobretodo, regodeándose en su espíritu de Serie B. El canal Sy-Fy tiene en esta saga sacada de la manga su mayor filón, pues cada parte de esta saga barre los datos de audiencia en su país.


Whisking McCurdington.